dimecres, 30 de maig de 2012

Homenatge a Malgrat de Mar..


Claveles y 'La Internacional'

 para recordar a los brigadistas

 del 'Ciudad de Barcelona'



La localidad barcelonesa de Malgrat de Mar ha celebrado un acto en recuerdo al buque torpedeado por un submarino en 1937 en el que viajaban voluntarios internacionales


Hace 75 años un grupo de trabajadores de Inglaterra y Gales dejaron su hogar, sus familias y toda su vida para venir a España a luchar en las brigadas internacionales. El compromiso por un mundo más justo y la amenaza del fascismo que se cernía por toda Europa fueron el empuje que necesitaban para tan grande sacrificio. Sin embargo, nunca llegaron a suelo español, pues el barco en el que viajaban desde Marsella, el ‘Ciudad de Barcelona', fue hundido por el ataque de un submarino del ejército franquista en 1937. Tanto los brigadistas como el resto del pasaje de la embarcación perecieron ahogados.
Para recordarlos y homenajearlos, autoridades locales y familiares de los brigadistas y pasajeros han celebrado hoy en en la localdiad barcelonesa de Malgrat de Mar un acto con una emotiva ofrenda floral sobre los restos del barco, hundido a 30 metros de profundidad.
Los asistentes han lanzado claveles rojos al agua mientras cantaban 'La Internacional'
A primera hora de la mañana, familiares ingleses y galeses de algunas de las víctimas han sido recibidos en la sala de plenos por el concejal de Cultura, Jordi Romero; el director del Memorial Democrático, Jordi Palou; el jefe del Servicio de Archivo Municipal, Josep Maria Crosas, y el historiador Alan Warren. En el acto, también ha participado la alcaldesa en funciones, Ana Vega, así como otros concejales del gobierno y la oposición.
Después, se ha realizado un recorrido en barco hasta el lugar donde se hundió, el 30 de mayo de 1937, el ‘Ciudad de Barcelona', que había salido de Marsella (Francia), cargado de brigadistas internacionales, algunos vehículos y alimentos para Barcelona y Valencia, y en el que murieron unas 200 personas.
Allí se ha leído el nombre de las víctimas, muchos de ellos brigadistas internacionales, y se hanlanzado claveles rojos al agua mientras los asistentes cantaban 'La Internacional', cada cual en su lengua.