dijous, 18 de desembre de 2008

Santander retira l´estatua de Franco 33 anys després de la seva mort.


Santander. (dpa) - Treinta y tres años después de la muerte del general Francisco Franco, el ayuntamiento de la ciudad de Santander, en el norte de España, comenzó hoy a retirar la última estatua ecuestre del dictador (1939-1975) que todavía quedaba en un espacio público del país.
El desmontaje del monumento fue acordado de forma unánime hace cuatro años por la corporación municipal, encabezada por el conservador Partido Popular (PP), y cumple con lo establecido en la llamada Ley de la Memoria Histórica, aprobada por el Parlamento español a finales de 2007. Dicha norma obliga a retirar todos los símbolos de la dictadura de las calles del país. La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), formada por familiares de víctimas del franquismo, saludó la retirada de la estatua, pero criticó que al mismo tiempo se elimine un escudo que a pocos metros recordaba a la Segunda República (1931-1939), como si éste periodo fuese equiparable a la dictadura militar. La estatua de Santander fue instalada en 1964 en la plaza del ayuntamiento, que hasta 2001 se llamaba "Plaza del Generalísimo", y es gemela de la que fue retirada en el centro de Madrid en 2005. Una vez desmontada, será depositada en un almacén municipal. Con la desaparición de la efigie de Franco en Santander sólo queda en la vía pública un monumento del dictador, pero sin caballo. Está ubicado en el enclave norteafricano de Melilla, fronterizo con Marruecos, si bien la ciudad autónoma ya se comprometió a retirarlo. Sin embargo, 33 años después de la muerte del dictador numerosas calles y plazas de toda España siguen luciendo los nombres de Franco y de otras figuras de su régimen o del bando nacional durante la Guerra Civil (1936-1939).