dijous, 8 de maig de 2008

L´Ajuntament de Salamanca ( Partido Popular ) rebutja moció per retirar el titol d´Alcalde d´honor al dictador Franco.

El pleno del Ayuntamiento de Salamanca ha rechazado una nueva moción para retirar al Dictador Francisco Franco el título de alcalde de honor a perpetuidad, concedido en 1954, la Medalla de Oro de la ciudad, otorgada en 1948, y el medallón que tiene en la Plaza Mayor de la ciudad.

La propuesta , que ya fue realizada el 27 de enero de 2007 con el mismo resultado, fue rechazada por el Partido Popular, que cuenta con mayoría absoluta, sin ni siquiera ser debatida. Los socialistas han vuelto a plantear la misma moción que hace un año aludiendo a que en estos momentos ya esta en vigor la Ley de la Memoria Histórica, con el añadido de la retirada del medallón con la cara de Franco de la Plaza Mayor, para que fuera expuesto en el Museo de Historia de la Ciudad. El portavoz municipal del PSOE, Fernando Pablos, ha recordado que la Ley de la Memoria Histórica establece que "las administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la dictadura". Pablos también ha destacado que "la actual corporación municipal democrática no puede aceptar que mantenga los máximos honores del Ayuntamiento el responsable de miles de asesinatos políticos ilegítimos, entre ellos el del alcalde democrático de Salamanca Casto Prieto Carrasco y los de los concejales Manuel de Alba Ratero, Luis Maldonado Bonatti y Casimiro Paredes Mier". El dirigente socialista considera que la decisión adoptada por el PP es "lesiva para la imagen pública de Salamanca, que no es ningún residuo del franquismo, y contraviene la legislación vigente". Pablos también ha recordado que el 5 de abril de 1982 este Ayuntamiento concedió al Rey Juan Carlos I el título de alcalde de honor vitalicio argumentando entre otras cosas que "el cargo se encontraba vacante en ese momento, algo que no es cierto, porque estaba ocupado por un difunto, Franco, ya que ese es el sentido de la palabra perpetuidad". La moción socialista ha sido formulada en el pleno municipal, una semana después de que la Universidad de Salamanca decidiera rechazar la concesión del título de doctor 'honoris causa' a Franco, realizada el 8 de mayo de 1954.